Turismo Turismo Sustentable

Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Salón de Cabildos

#RinconesDeLaCapital
Este lugar se caracteriza por su estrado, en el que podemos encontrar un gran retrato de Miguel Hidalgo de fondo, además de una pintura al óleo de Francisco Párra ubicado en el techo junto con un cielo azul despejado.

 

 

 

Iris Oropeza
iris.oropeza@inperfecto.com.mx

 

Esta semana tenemos una recomendación para los amantes de la historia, te invito a visitar el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, actual sede de un museo y oficina de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México. En su interior alberga una parte importante del patrimonio histórico de nuestra ciudad, conocido como el Salón de Cabildos y el Centro de Documentación Francisco Gamoneda.

 

Los inicios

 

La historia de este edificio comienza en el año 1522, cuando Hernán Cortés da la orden de reconstruir la ciudad y construir este edificio, que albergaría al primer Ayuntamiento a partir del 10 de mayo de 1524.

 

Pinturas (Iris Oropeza, mayo 2019)

 

Con el inicio del gobierno de Hernán Cortés y la modernización de la ciudad según los gustos del nuevo gobernante, se empezaron a construir los nuevos edificios con las piedras y ruinas de los templos mexicas, esto bajo el mando de las Ordenanzas de Población de Carlos I, lo cual sirvió para construir las Casas del Ayuntamiento o Casas de Cabildo, junto con casas parroquiales y casas privadas de personas prominentes de ese entonces.

 

El edificio del Ayuntamiento se ubicó entonces en la Plaza Mayor y cumplía con funciones administrativas y de justicia, además el uso de este tipo de arquitectura se realizó como una forma de protección contra los indígenas, puesto que ellos tenían estrictamente prohibido cualquier tipo de asentamiento en estas zonas.

 

Salón de Cabildos (Iris Oropeza, mayo 2019)

 

Entre los años 1526 y 1532, las autoridades españolas comenzaron con la construcción del primer edificio a su cargo, elaborado en seis solares que fueron dados por el cabildo en el costado sur de lo que fue el tecpan, un edificio comercial del área, propiedad del gobierno de Moctezuma. Alonso García fue el encargado de las llamadas Casas del Ayuntamiento, quien empezó a construir los edificios en la antigua calle de Monterilla y La Plaza Mayor.

 

El 28 de marzo de 1530, se comienza a realizar la primer ampliación de lo que entonces se llamarían Casas Nuevas del Consejo, construidas con un estilo medieval de la época que caracterizó a la primera etapa de la nueva ciudad. Este edificio contaba con una gran sala de reuniones y lugares para escríbanos, contadores, espacio para los oidores y una capilla, ocupando únicamente cuatro solares de los seis que se recibieron, dejando los dos restantes como un granero, corrales de aves, carnicería y una cárcel pública, todo ello frente la antigua Acequia Real, un canal navegable que iba desde la zona de la Merced hasta la actual sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o lo que anteriormente se conocía como la Plaza del Volador.

 

Posteriormente, para el 15 de enero de 1624, el entonces Marques de Cerralvo Rodrigo Pacheco y Osorio,  mandó a construir un edificio que serviría como cuartel de caballería, dentro de la Plaza de Armas y frente al Palacio del Ayuntamiento, con el tiempo, este lugar se convertiría en mercado para venta de diversos artículos.

 

 

En el año de 1692, durante el Motín de la Ciudad de México, este edificio fue quemado parcialmente por algunos indígenas que protestaban por las especulaciones sobre los precios del maíz, un hecho recordado por la forma en que Carlos de Sigüenza y Góngora trató de rescatar de las llamas el archivo histórico de la ciudad.

 

A inicios del siglo XVIII, el Palacio del Ayuntamiento fue reconstruido de acuerdo a la arquitectura de la época, un estilo barroco peninsular que se caracterizó por arcos y adornos, a los cuales se les agregaría detalles neoclásicos. Por esta razón, las casas de cabildo fueron reedificadas totalmente, por orden del virrey Fernando de Alencastre Noroña y Silva, duque de Linares, obras que iniciaron en el año 1714 y concluyeron entre 1722 y 1724, siendo el virrey el Marqués de Casafuerte.

 

Pedro de Arrieta y José Miguel Álvarez, fueron los dos arquitectos que tuvieron a cargo esta importante obra, tomando la forma que conserva actualmente. Este edificio, en conjunto con edificios aledaños a este cuadro capitalino pasó a formar parte del Patrimonio de la Humanidad en 1987.

 

Sillas (Iris Oropeza, mayo 2019)

 

Para celebrar el Centenario de la Independencia de México, el gobierno de Porfirio Díaz, comienza con la construcción y remodelación de muchos edificios públicos, entre los que se incluyó el Palacio Municipal, agregando un piso más a la construcción.

 

En 1929 este edificio se convierte en sede del Departamento del Distrito Federal, que durante el gobierno de Lázaro Cárdenas agrega un piso más a esta construcción, finalizando con 5 niveles que le darían simetría con la puerta de acceso hacia la Plaza de la Constitución.

 

El Salón de Cabildos

 

Este espacio abre sus puertas al público como Museo de Cabildos el pasado 11 de diciembre de 2018, con una exposición que está conformada por 92 muestras que están enfocadas al uso de la Sala de Cabildos en distintas épocas de la historia, así como el patrimonio histórico que resguarda este lugar.

 

Este lugar se caracteriza por su estrado, en el que podemos encontrar un gran retrato de Miguel Hidalgo de fondo, además de una pintura al óleo de Francisco Párra ubicado en el techo, mostrando un cielo azul despejado en cuyas orillas aparecen pintados también algunos personajes famosos en la historia de la ciudad como Fray Servando Teresa de Mier o Francisco Primo de Verdad y Ramos.

 

Durante tu recorrido por este espacio podrás apreciar las litografías que nos muestran diferentes espacios de la ciudad tales como La Villa de Tacubaya, La Alameda de México o La Plazuela de Guardiola.

 

Estrado (Iris Oropeza, mayo 2019)

 

Salones de Virreyes

 

Dos salones dedicados a resguardo del archivo de cabildo, en los que podrás apreciar los retratos de los 62 virreyes de la Nueva España, desde Antonio de Mendoza y Pacheco.

 

Puedes visitar este lugar de lunes a viernes de 10:00 a 17:00 horas y los sábados y domingos de 10:00 a 19:00 horas, además en las noches de museos permanece abierto hasta las 22:00 horas. Las visitas a este espacio son de entrada libre, se realizan visitas guiadas en grupos mínimos de 10 personas. Puedes llegar a este lugar si viajas en metro, al bajar en la estación Zócalo de la línea 2, es mucho más sencillo utilizar el transporte público ya que el edificio no cuenta con estacionamiento.

 

Salones de Virreyes (Iris Oropeza, mayo 2019)

 

Nos leemos la siguiente semana con otra recomendación para que pases un buen rato conociendo esta ciudad, llena de historia y atractivos que no te puedes perder en tu visita tanto si eres turista como habitante permanente.

 

¡Esperamos tus comentarios y recomendaciones, hasta la próxima!

 

 

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Chat en vivo whatsapp