Cultura

IXCATEOPAN DE CUAUHTEMOC

#Cultura
En 1824 al conformarse la primera República Federalista, IXCATEOPAN quedó integrado al distrito de TAXCO, del estado de México y pertenecía entonces al municipio de TOTOLTEPEC, cuya cabecera era IXCATEPEC.

 

 

 

Raúl “TLAHUILCUAUHTLI” González
raul.glz@inperfecto.com.mx

 

 

¡¡¡HOLA!!!

MAH CUALLI TONALLI (BUENOS DÍAS)…

 

Hoy les voy a compartir la historia de un pueblito muy especial que está en el estado de Guerrero, IXCATEOPAN

Toponimia de IXCATEOPAN, que quiere decir “AQUÍ ESTA TU SEÑOR DE MUCHO RESPETO” según esta versión el nombre antiguo del municipio era ZOMPANCUAHUITHLI, pero al llegar a este lugar los restos del señor CUAUHTÉMOC en 1529 y sepultado bajo los escombros del templo mayor indígena, donde se construyó la primera iglesia católica, se cambió el nombre del poblado, otros autores le dan el significado de “aquí está la iglesia” y otros le atribuyen el “TEMPLO DE ALGODÓN”.

El jeroglífico del “CÓDICE MENDOCINO”, representa dos elementos; una flor de algodón que en náhuatl se denomina IXCATL colocada sobre la pirámide sobre escalones que representa el templo (en náhuatl TEOPANTLI) traducido el vocablo quiere decir: “EN EL TEMPLO DE ALGODÓN”.

En 1824 al conformarse la primera República Federalista, IXCATEOPAN quedó integrado al distrito de TAXCO, del estado de México y pertenecía entonces al municipio de TOTOLTEPEC, cuya cabecera era IXCATEPEC.

Fuente: www.inafed.gob.mx

 

PORQUE ES TAN IMPORTANTE QUE CONOZCAN LA HISTORIA DE IXCATEOPAN…

El 26 de septiembre de 1949, fueron exhumados los restos del Señor CUAUHTÉMOC, después de una investigación realizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y coordinada por la profesora EULALIA GUZMÁN; aunque algunos estudios han puesto en duda la autenticidad de los mismos.

En 1950 se le dio el agregado de CUAUHTÉMOC por decreto del Congreso del Estado.

Hace como 4 años en un puesto de periódicos que todavía está ubicado en la calle de Tacuba por el centro de la Ciudad de México, me llamó mucho la atención la portada de un libro, el título de este “REY Y SEÑOR CUAUHTÉMOC, EL HAYAZGO DE IXCATEOPAN” el autor es MÓISES MENDOZA JIMÉNEZ. Pague la cantidad de 300 pesos.

Caminé hacia la ALAMEDA CENTRAL, me senté en una banca y comencé a quitarle la envoltura, esta era de plástico.

Mi sorpresa fue mayúscula el libro databa del año 1951, y aunque parezca increíble este no había sido leído, sus hojas de la parte superior tuve que despegarlas una por una.

Narra desde el inicio de la investigación de los restos encontrados del SEÑOR CUAUHTÉMOC, en la iglesia de SANTA MARÍA DE LA ASUNCIÓN, de IXCATEOPAN.

Pero quién fue MOISES MENDOZA JIMÉNEZ autor del libro, que, si bien lleva escritos millares de cuartillas, por la impecable modestia del periodista auténtico, nunca ha pretendido popularizar su nombre, es redactor del “EL UNIVERSAL”, y que enviado a IXCATEOPAN por la dirección de ese diario para que estuviera presente en las investigaciones y excavaciones que allí realizó la profesora EULALIA GUZMÁN, en busca de la tumba del héroe epónimo.

MOISES MENDOZA estuvo desde el principio de la investigación hasta que termino esta. En su libro narra hasta el más mínimo detalle de todo lo que aconteció.

He ido como 4 veces a IXCATEOPAN, pero de las cuatro, dos han sido muy significativas para mí.

La primera vez que fui, me acuerdo que fue un lunes, cuando se me presento la oportunidad, se acomodó todo de tal forma que no tuve pretexto para no hacer el viaje.

Ese día me fui a la “Central de Camiones del Sur” que está por el metro Taxqueña, pedí un boleto para TAXCO, un lugar famoso por su venta de plata, un pueblo turístico y pintoresco, la característica de sus calles es que están empedradas y empinadas.

Llegué a Taxco he investigue donde salían las combis hacia IXCATEOPAN, hice casi dos horas, la combi siempre llevó la puerta abierta, ya que la gente bajaba y subía seguido, aparte del calor que estaba haciendo, siempre estuvimos rodeados de cerros. Por fin llegue a IXCATEOPAN, un pueblo pintoresco y chico, tiene su zona arqueológica, por cierto muy interesante, todavía se siente la grandeza de esa época pre-cuauhtémica.

Por fin llegué a la iglesia de SANTA MARÍA DE LA ASUNCIÓN, cuando entré donde estaban los restos del Señor CUAUHTÉMOC, la energía que imperaba ahí me envolvió, una energía mítica y sagrada.

Los restos del Señor CUAUHTÉMOC se encontraban al fondo de la nave, camine hacia él, surgieron muchos sentimientos encontrados, al estar frente a su féretro de cristal y ver la osamenta del último tlatoani de México-Tenochtitlán, mi corazón comenzó a latir aceleradamente, me emocione tanto que mis lágrimas cubrían mi rostro.

Todavía se cuestiona si son realmente los restos del “SEÑOR CUAUHTÉMOC” o no.

Pero al estar frente a él, no cuestionas si es o no es, simple y sencillamente percibes la grandeza de los restos que estás viendo.

Cada 23 de febrero se congregan cientos de danzantes de las diferentes corrientes que existen en IXCATEOPAN, ya que hace más de 500 años nació CUAUHTÉMOC…

MUCHOS DANZANTES LLEGAN DÍAS ANTES PARA OFRENDAR SU SUDOR, SU CANSANCIO Y SU CORAZÓN AL GRAN SEÑOR DE LAS ÁGUILAS DORADAS…

Doy gracias al gran creador de vida por haberme permitido estar en ese sagrado lugar…

OMETEOTL

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *