Cultura

El beso de la mujer araña, el musical

#Cultura
El beso de la mujer araña, interpretada por Chantal Andere, muestra una puesta en escena musical con toques de comedia y amargura, transitando de un extremo a otro en un ir y venir de suspicaces actuaciones e interesantes canciones.

 

Edgar Vargas | @_EdgarVargas_
cultura@inperfecto.com.mx 

 

¿Qué es lo que nos permite seguir viviendo cuando nuestras esperanzas han caído en una prisión? ¿Qué nos puede hacer erguir nuestra voluntad ante los momentos escuetos? Sin duda son preguntas que nos hacen reflexionar una y otra vez al contemplar esta puesta en escena.

 

El beso de la mujer araña, interpretada por Chantal Andere, muestra una puesta en escena musical con toques de comedia y amargura, transitando de un extremo a otro en un ir y venir de suspicaces actuaciones e interesantes canciones.

Es la segunda vez que esta obra se representa en México, basada en el libro homónimo de Manuel Puig. Producida por Juan Torres, y dirigida por Miguel Septién, la obra retrata la sucesión de tiempo entre dos presos: Molina, quien es acusado de delitos sexuales contra menores, y de Valentín, un activista político que desea ver libre a su nación.

 

Molina recrea en su mente, una y otra vez, las películas que más ha amado; todo esto como una suerte de su pensamiento para refugiarse en su imaginación y lograr un escape de la realidad. Dentro de este mundo, aparece Aurora, actriz de época que ha sido admirada por él por un largo tiempo. Aurora cobra vida y hace uso del espacio para demostrar la gran actriz y diva que es. Especial atención tiene al interpretar a una mujer araña que da besos fulminantes.

 

Molina muestra su comportamiento femenino, y Valentín, su compañero nuevo de celda, no se encuentra gusto con ello, pues de cierta manera representa la heteronorma a la vieja usanza. Es así que comienza una relación extraña, un tipo de amistad entre dos hombres con pasados y presentes muy diferentes. ¿Podrán lograr convivir y conocerse más allá de sus personalidades?

La escenografía da vida a una cárcel que se viste y desviste, que logra ir desde los oscuros pasillos enjuiciados por los tenientes y coroneles que desean saber los secretos de uno de los personajes, y que amenazarán a otro para lograr su cometido. Es aquí que la lealtad cobra un juego muy sospechoso, donde discurre el salvarse a uno mismo o proteger al amigo.

 

La mujer araña hace su aparición entre el público para dejar claro que es una obsesión que puede servir para bien o para mal. Ella se destaca en los pensamientos de Molina para recrear las películas famosas de la época. Yace entre Aurora la actriz, y la Mujer Araña la fatalista, la que si besa en la boca pone entonces un punto que detona la muerte en la realidad o en la imaginación.

Sin duda es un gran esfuerzo por revivir el musical de época con diferentes vestuarios al estilo diva de cine. El cuerpo dancístico permite que los musicales se compaginen con la historia, y la mujer araña, siempre fatalista, agrega el punto que la obra necesita. Nos permite reflexionar sobre diferentes temas coyunturales como la libertad, la dignidad, la imaginación, las relaciones consanguíneas, y la veracidad del amor.

 

El beso de la mujer araña se presenta en el Teatro Hidalgo de la CDMX, los días: viernes 20:30 horas, sábados 17:30 y 20:30 horas y domingos 17:00 y 20:00 horas.

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Chat en vivo whatsapp