Editorial

“CUENTOS Y RELATOS DE AMOR EN POESIA PARA ELLA Y UNA NUBE”

#InPerfecciones
CUENTOS Y RELATOS DE AMOR EN POESIA PARA ELLA Y UNA NUBE”

 

“El Genio Berny” Bernardo Sánchez.
berny@inperfecto.com.mx 

 

*EL PEQUEÑO GUERRERO

 

El pequeño guerrero esperó hasta llegar el atardecer y pudo observar como el sol iba

Perdiendo fuerza, hasta que llegó la noche y el Sol ya no se pudo mover, fue cuando el

Guerrero descubrió que el ser es grande por su espíritu y no por su cuerpo, El

Pequeño guerrero descubrió que si aprendemos  a ser pacientes, pero sin dejar de

luchar por nuestros ideales tarde o temprano veremos coronados nuestros esfuerzos.

 

Así es mi amor por ti, aunque no se sí algún día estarás en mi lecho acurrucada y

protegida por mi cuerpo y el calor producido por la lucha que libro para la liberación

de mi pueblo, o quizás en la sombra relajante que me causa el ver a los niños de las

comunidades indígenas sonreír cuando juego con ellos y al final de la jornada comer

una tortilla del comal hecha por las manos morenas de una bella mujer de mi pueblo,

Otomí, Totonaca, Mixe, Maya…Cuanto me gustaría compartir contigo mi fe por la

Revolución hasta llegar a la justicia, pero te siento demasiado distante, ahora me doy

cuenta que tu no compartes y creo no compartirás mi mundo de velar por la mujer, el

niño el indígena, el discapacitado el anciano, el obrero, el campesino, sin angustiarme.

 

Te veo alejarte cada día, para perderte en tu mundo trivial y superficial instantáneo

Sin historia ni raíces, pero sabes todavía te amo y aun conservo la esperanza de

poder estar contigo en mi lecho en mi alma, con mi pueblo, lo acepto. “Te Quiero”.

 

*AUNQUE ESTÉS AUSENTE, ¿SABES? ESTAS CONMIGO.

 

En la oscuridad de mi cama al apagar la luz, sentí como tu cuerpo se iba

introduciendo   entre las cobijas, poco a poco te acomodaste y tu cuerpo alcanzo

forma con el mío, tus cabellos se enredaron en mi cuello, ondulados se continuaban  

para hacerme sentir un éxtasis, como lo pudiera sentir el ser que esta en situación de

amar y dejar amarse, cerré los ojos,  mi forma de mirar y sentir se volvió sensorial,

fue una metamorfosis, tus manos sustituyeron a los ojos, tus piernas entrelazadas con

las mías se convirtieron en una fuente de energía, que en la inmensidad del tiempo

ilumino la recamara, proyectando su luz en un cartel del Dos de Octubre, nuestros

cuerpos en sincronía artística como si fuera una coreografía representada en el Bolero

de Rabel, empezaron a contonearse, vibrando y circunvolucionando en el espacio de la

cama , revoloteando las cobijas haciendo flotar la sabanas, que a contra luz tenue de

la lámpara simulaban dos siluetas en cada una de las paredes del cuarto que

cambiaba de colores a veces rojo, a veces azul o amarillo y en un momentos todos los

colores y todos los cuerpos, que se agrandaban o se hacían pequeños.

 

Después de un lapso de tiempo todo volvió a la calma aparente, en el interior de

aquellas sabanas.

Nuestros cuerpos sudorosos temblaban sin dejarse de aferrar el uno con el otro, tus

dedos se perdían en mi universo por la presión que ejercían, mis manos se fueron

deslizando por tu  vientre hasta llegar a tus senos y en giros concéntricos acariciaban

tus pezones, nutriéndose de amor como el niño que mama la leche de la madre. ¿Sabes

esto no fue un sueño? Ha sido realidad en mi universo, el cual comparto contigo

aunque estés ausente, ¿sabes? Estas conmigo.

 

*ME AGRADAS TAL COMO ERES

 

Mujer, del olor anisado, dulce, cálido y suave de tus sentimientos, me agrada tú

Compañía, el saber tu historia me asombra de cuanta ternura se encuentra en tu

persona, también de cuanta soledad has albergado en ti.

De la necesidad de sentirte amada y reconocida por lo que piensas y haces.

llegaste para compartir conmigo; tu esencia, ternura y hasta tu simpleza.

Me agradas tal como eres, una mujer en construcción, para una nueva vida.

Me gusta tu olor y sabor a fresco.

Hoy he descubierto que mi noche es producto de tu día

Y que mi luz, fue creada para tu vida.

 

*LA NUBE

 

Había una vez una Nube, tan impaciente y pretenciosa, que una mañana decidió tapar

al Sol.

La Nube se decía para si. El Sol lleva miles de años de hacer lo mismo cada día,

Fatigando y acalorando a las personas. Voy a proteger a la humanidad de los rayos

del Sol.

Así toda la humanidad me lo agradecerá, ¡Me hare inmortal! Porque fui la única

capaz de atreverse a opacar los rayos del Sol.

El ambiente cambio y se fue transformando, los vientos y el frio arremetieron contra

la Nube.

Convirtiéndola en frágiles gotas de agua, así la vanidad de la Nube sucumbió…

 

Había una vez una Nube…

 

#InPerfecto

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *