Turismo Turismo Sustentable

“EL MÁGICO ALETEO DE LA MARIPOSA MONARCA ”.

#TurismoSustentable
“Y si de conocer lugares mágicos se trata, el día de hoy, quiero llevarte a conocer un fenómeno único en el mundo, te hablo nada más y nada menos que sobre la migración de la increíble mariposa Monarca”.

 

Atenea Sánchez.
atenea@inperfecto.com.mx

 

 

¡Hola!
¿Cómo estás? Ya pasamos la primera quincena del 2019, así que espero que ya hayas viajado o estés por hacerlo, pues el año se va muy rápido y que mejor que aprovecharlo llevando a nuestros ojos a contemplar nuevos paisajes, a nuestros pies a caminar por otros senderos y a nuestro paladar para disfrutar de la gastronomía de otros sitios.

Y si de conocer lugares mágicos se trata, el día de hoy, quiero llevarte a conocer un fenómeno único en el mundo, te hablo nada más y nada menos que sobre la migración de la increíble mariposa Monarca, donde nuestro país tiene el privilegio de albergar la Reserva de la Biósfera de estas especies, nombrado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 2008, ¿me acompañas?

En México, existen grandes ejidos considerados Santuarios, llamados así por ser lugares que hospedan flora, fauna, paisajes o eventos naturales excepcionales que los hacen ÚNICOS, deben ser protegidos y respetados por su fragilidad e importancia para la naturaleza y la sociedad. En el caso de la mariposa Monarca, se consideran santuarios las áreas de bosque en donde pasan la hibernación. Estos sitios les proporcionan protección de eventos climáticos extremos y la tranquilidad que requieren para ahorrar las grasas que les servirán de combustible en el viaje de regreso.

 

Puedes encontrar seis santuarios en nuestro país, que son las zonas de hibernación responsables de recibir una de las dos migraciones, conocida como la “Del este”, incluye más del 90% de la población de mariposas Monarcas de Norte América, que se reproducen al este de las Montañas Rocosas desde el sur de Canadá y gran parte de Estados Unidos. Estos sitios, se encuentran en dos entidades:

Michoacán: El Rosario en la Sierra Campanario, Cerro Prieto y Senguio en la Sierra Chincua. 
Estado de México: La Mesa en Sierra Campanario, el Ejido El Capulín en Cerro Pelón y el Ejido San Mateo Almomoloa en Piedra Herrada (CONABIO).

Por eso hoy, volaremos hasta este último: El Santuario Piedra Herrada, un área natural protegida, de aproximadamente 55 hectáreas, ubicado en el ejido de San Mateo Almomoloa a 26 km del pueblo mágico Valle de Bravo y tan sólo 122 km de la CDMX ¿te parece mucha distancia? Imagínate, la monarca, hace un recorrido de 4000 km durante el día ¡en tan sólo dos meses!

 

Los senderos del Santuario Piedra Herrada (Atenea Sánchez, enero, 2019)

 

Al llegar a este grandioso paisaje boscoso, te encontrarás entre senderos con enormes pinos, encinos y oyameles, así como gran cantidad de fauna y flora endémica, para poder acceder hasta el hogar de las mariposas Monarca, deberás subir en caballo o bien realizar una caminata de aproximadamente 30 a 45 minutos según tu condición y el guía aventurero que te lleve.

 

Tu eliges el camino, creeme que cualquiera que tomes, te llevará directo a una gran experiencia (Atenea Sánchez, enero, 2019).

 

Nosotras tuvimos la fortuna de que Don Hugo nos guiara durante el recorrido, la recomendación principal es subir cuándo el calorcito se hace presente en el bosque (aproximadamente una temperatura de 15 grados centígrados) a partir del mediodía, es un excelente horario para instalarte en el sitio de reposo de las mariposas y contemplar el mágico revoloteo de cientos de ellas sobre tí.

 

¿Cansado? Este paisaje te espera cuando concluyas el recorrido de subida
(Atenea Sánchez, enero, 2019).

 

 

Su travesía inicia a finales del mes de agosto desde Canadá, llegando a México a finales del mes de octubre y se instalan en los santuarios a principios de noviembre, al llegar, pasarán varios días volando con el propósito de encontrar el mejor lugar para su hibernación. Durante este mes, se recomienda que no las visites para no interferir en su proceso de selección.

 

De diciembre a enero, se desarrolla el establecimiento de las colonias para su hibernación, se agrupan formando enormes racimos en las ramas de los árboles para protegerse del frío durante el invierno.

 

Si planeas tu viaje para los últimos fines de enero o más tardar el primero de febrero, verás estos racimos impresionante encima de tí (Atenea Sánchez, enero, 2019).

 

Finalmente, de febrero a marzo, da inicio la actividad reproductiva conocida como “vuelo nupcial”, podrás observarlas en vuelo, apareándose, tomando agua y néctar en preparación para su regreso al norte de México y sur de Estados Unidos para producir la siguiente generación de mariposas, cabe mencionar, que sólo las hembras volarán de regreso, llevando con ellas entre 500 y 600 huevecillos que se incubarán en los bosques de origen y el próximo año serán las responsables de volver a nuestro país y repetir el ciclo de migración.

 

Sin duda, en este lugar podrás poner en práctica el turismo sustentable, a través de las siguientes acciones:

  1. Respeta el entorno que resguarda este santuario, no te llevo plantas, animales (ni siquiera pienses en las monarcas muertas), hongos, ni cualquier otro elemento que forma parte del bosque, ¡POR FAVOR!
  2. Minimiza los impactos negativos económicos (paga tu acceso al santuario), ambientales (no perturbes a las mariposas visitantes, respeta los límites de acceso para la observación de sus colonias y guarda silencio, disfruta conscientemente de los servicios ambientales que provee este sitio) y sociales (no regatees a las artesanías que con mucha dedicación elaboran los pobladores locales, colabora con una propina para los guías pues es su trabajo y de ahí mantienen a sus familias).
  3. Con tu visita, logras promover la generación de empleos y la conservación del sitio, pues a través de las actividades que allí se desarrollan, se involucra a las personas locales en las decisiones que afectan sus vidas y oportunidades de vida.
  4. Se fomenta la conservación del patrimonio natural y cultural, aportando a la conservación de la diversidad cultural local, nacional y mundial.
  5. Adquieres experiencias más agradables a través del contacto con la naturaleza y la población local.

 

Promover el turismo sustentable para que sigamos disfrutando de este fenómeno único (Gaby, enero, 2019)

Podrás visitar este Santuario de lunes a viernes en un horario de 9 a 4 o bien en fin de semana de 8 a 4 de la tarde, el costo de la entrada es de $70 adultos o $50 niños, dentro de las actividades complementarias que puedes realizar en este lugar, es cabalgata o tirolesa.

 

Si tienes suerte, alguna se posará en tí, conserva la emoción de que eso suceda y disfruta el mágico momento (Gaby, enero, 2019)

Para llegar, sino llegar en automóvil, pues ir en transporte público desde CDMX, un bús de la central de autobuses de Observatorio hasta Valle de Bravo y de ahí un taxi que te lleve directo hasta el Santuario Piedra Herrada o bien, tomar alguno de los muchos tours que tienen las agencias de viajes, que incluye el transporte ida y vuelta, la entrada al santuario, el tour con un guía local y la visita a algún pueblo mágico del Estado de México: Valle de Bravo o Metepec, personalmente, te recomiendo ampliamente (como lo hice con el Santuario de las Luciérnagas), a la agencia Páramo Tours con Fernanda Gallegos, sus datos de contacto son:

Teléfono 7582-0477

WhatsApp 557210-7095

Correo electrónico:  fernanda@paramotours.com

Página web: http://www.paramotours.com

Facebook: https://www.facebook.com/ViajesParamoToursCDMX/

 

Deseo que hayas disfrutado de este otro destino mágico conmigo y que pongas este sitio en tu lista de viajes por realizar en el primer bimestre de este 2019.

Prepara tu maleta, una chamarra abrigadora, un litro de agua para mantener hidratado, toda la sensibilidad y tu capacidad de asombro para disfrutar de este espectáculo único de la naturaleza.

¡Gracias por compartir esta gran expedición conmigo querida Gaby!

 

¡Nos leemos en las siguientes aventuras!

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *