Cultura Lo mas relevante

Los libros son nuestro cuerpo.

#Cultura

 

Edgar Vargas

cultura@inperfecto.com.mx

 

 

Siempre ha sido un buen ejercicio observar los libros que poseemos en casa. Aquellos que yacen en una estantería o se encuentran regados por el piso. Los que sirven de ornamento o como objeto de presunción ante las visitas. Los que nos alimentan cada día y noche. Los que disfrutamos en una tarde lluviosa.

 

¿Te has preguntado cuántos libros tienes o de qué tipo y género? Es interesante contarlos y entrever qué género es el que más nos agrada. Y fuera de los límites en los que podemos presumirlos, este tipo de ejercicio nos serviría para entendernos, saber qué nos agrada en la vida y lo que odiamos.

 

Los libros son una suerte de mapa mental. En ellos reflejamos gustos y deseos que no precisamente persiguen una escala moral. Los buscamos ya sea por su contenido, una recomendación, o por la portada estética que se ofrece engalanada ante nuestros ojos.

 

Los libros son como nuestras huellas digitales: cada biblioteca personal es única y demuestra nuestro mapa lecturogenético. No hay dos bibliotecas íntimas que sean totalmente idénticas. Y esto basta saberlo con visitas a la gente querida y hurgando entre letras.

 

Una de las mejores maneras de conocer a alguien es visitarlo en casa y observar su biblioteca. Mucho de lo que desconocemos de esa persona se encuentra en testimonios sobre la palabra impresa, aquella que desea permanecer y desarticular el tiempo, y es por eso que la gente le tiene cierto gusto.

 

Siempre que realices visitas observa las bibliotecas y si puedes platica sobre ellas con el dueño. Que te cuente sobre la metodología de clasificación o el ordenamiento y disposición en los libreros. Mira si están reposando en una bello librero o gustosos siguen su camino a pie. Si tienen manchas de comida o bebida y de qué tipo. Increíblemente esos pequeños accidentes demuestran la vida cotidiana.

 

Si no estás acostumbrado a observar detenidamente los libros de la gente, practica cada vez que visites a un ser querido (para que exista confianza y no te apenes), y memoriza el tipo de libro que conserva. Después en casa puedes sentarte y reflexionar si hay alguna relación entre la personalidad y el género de la mayoría de los libros que observaste. Créeme que te sorprenderán los resultados. Los libros son nuestro cuerpo transmutado.

 

#InPerfecto

3 Replies to “Los libros son nuestro cuerpo.

  1. Los libros también reflejan parte de nuestra esencia en este mundo material, es el contacto que tenemos con nuestro YO intelectual y la manera en la que vemos la vida y como cada libro refleja muchos aspectos de nuestro pensar. Considerar la lectura como un estilo de vida o como parte de nuestro outfit nos resulta en estos tiempo lo más fascinante pues habla y firma una personalidad propia….

  2. Lecturogenético, esa palabra no existe. No creo que los libros sean nuestro cuerpo, es una alegoría confusa que pretende mantentener un equilibrio entre el saber y actuar. En su escrito, que no esta mal redactado, no se detecta si se describe el uso de los libros o su verdadera finalidad que, es la de ilustrar verdades, fantasías, conocimiento, etcétera.

  3. Me gusta mucho el género de novela histórica, la narrativa, literatura rusa, thriller, aquellas con referencias filosóficas y citas musicales. Son tantos que ya perdí la cuenta. No son de mi agrado los de «superación personal».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *